Seguidores

martes, 12 de enero de 2016

Renegados

Entre balas, explosiones y gritos decido soltar mi mano de ti, en su momento fuimos fuertes y un gran equipo invencible.
La vida es así, te pone aprueba y pone al máximo tus limites, y después te escupe y te deja con las manos vacías y unos cuantos remordimientos.

Por eso te abandono en la guerra, me doy la vuelta sin mirar atrás el gran desastre que se avecina. 
La vida sabrá como juzgar y como actuar ante él.


Las despedidas nunca han sido agradables pero... es  el momento en el que todos estamos juntos y unos tragos no son mal bienvenidos para olvidar la imagen de los renegados que hemos abandonado la guerra .